Laureana Wright de Kleinhaus

Laureana nació en Taxco, Guerrero el 4 de julio de 1846, en vísperas de la guerra México-EE.UU. Sus padres fueron el norteamericano Santiago Wright y la guerrerense Eulalia González. Tuvo tres hermanas, Virginia, Enriqueta y Carolina, y dos hermanos. La familia se fue a vivir a la ciudad de México desde que ella era muy pequeña; ahí fue donde aprendió español, inglés y francés. Desde niña se le inculcó el gusto por la lectura y el estudio; con esto sus padres le depararon otro destino, tal vez sin planearlo.

Las dos décadas siguientes fueron un periodo complicado para México: se registraron la Guerra de Reforma, la intervención francesa y el imperio de Maximiliano. En 1868, cuando ella cumplió 22 años, en plena República Restaurada se casó con Sebastián Kleinhans, un francés de Alsacia, con quien tuvo a su hija Margarita, la que llegó a ser reconocida violinista, pianista y directora de orquesta. Laureana se dedicó un año completo a su hogar y al cuidado de la bebé.

Pasado ese año la escritora retomó su labor literaria y unos meses después se le distinguió como miembro honorario de la Sociedad de Netzahualcóyotl, a petición de su fundador, Manuel Acuña, y de Gerardo Silva. Ingresó a la sociedad científica El Porvenir en 1872, en donde publicó varios de sus poemas mediante su órgano de difusión El estudio. En 1873 se le nombró socia del Liceo Hidalgo por petición de Ignacio Ramírez y Francisco Pimentel. En 1885 Laureana se incorporó como miembro del Liceo Altamirano.

A pesar de su amistad con Delfina Ortega de Díaz, casi fue expulsada del país por su colaboración en el Diario del Hogar, ya que sobresalían sus críticas al gobierno del presidente Porfirio Díaz respecto a la política laboral.

En 1884 fundó y dirigió la revista Violetas del Anáhuac y en 1887 el periódico Las Hijas del Anáhuac. Fue un momento clave en su vida ya que éste fue el principal medio por el cual cuestionó el modo de vivir de la mujer mexicana y en donde la invitó a integrarse al "siglo del progreso"; mediante artículos, biografías, semblanzas, etc.

A pesar de que la escritora no creyó en los temas espiritistas cuando se le presentaron por primera vez, terminó siendo una ferviente seguidora del espiritismo kardeciano, corriente europea creada a mitad del siglo XIX por Allan Kardec, seudónimo del médico holandés Hyppolyte Rivail.5​ Asimismo, buscando opciones para la mujer tuvo un acercamiento con la masonería, mismo que terminó en conflicto pues Laureana denunció la exclusión a la que reducía a la mujer el Rito Escosés Antiguo y Aceptado, de igual forma evidenció que en el Rito de York la desvalorización de la mujer era aún mayor, debido a que el juramento al que se sujetaba el iniciado incluía “no admitir jamás en sus trabajos un ciego, un loco, ni una mujer”...

A los 50 años de edad, Laureana Wright murió en la Ciudad de México el 22 de septiembre de 1896.

© 2019 by MUSEO VIRTUAL DE TAXCO DE ALARCÓN

logo klip 2019.png