1/14

Uno de los atractivos turísticos más importantes que tiene el estado de Guerrero es la celebración de la Semana Santa en Taxco, ceremonia litúrgica conmovedora e impresionante, única en toda la República Mexicana.

 

Desde 40 días previos a la Semana Mayor, se realizan ceremonias con motivo de los Seis Viernes de Cuaresma, correspondiendo a cada parroquia un día: el primer viernes a Tecalpulco; el segundo, a Acamixtla; el tercero a Tehuilotepec y Taxco el Viejo; el cuarto a La Veracruz; el quinto, se lleva a cabo en Atzala; y, el sexto, en Paintla.

 

Comienza con el domingo llamado de Carnaval, el lunes y martes se prosigue con el festejo. El miércoles que sigue al Domingo de Carnaval es el de Ceniza, día en que propiamente inicia el tiempo cuaresmal. La gastronomía de esos días es rica, variada y abundante; tradicionalmente se preparan tortas de arroz, de papa, de ejotes, de habas, así como pescado fresco o seco, en sus diferentes variedades, huauzontles, flor de zompantle en chile rojo, chiles rellenos, calabacitas, nopales, y sin faltar los postres preparados con la sazón de antaño.

 

En el Domingo de Ramos, las personas se concentran en el poblado de Tehuilotepec donde inician la procesión, visitando la capilla de San Martín de Porres, en el barrio del Chorrillo, el templo del ex convento de San Bernardino de Siena, hasta la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián.  A partir del Lunes Santo, se inicia una serie de procesiones que se verifican por las noches y en el Sábado de Gloria se solicita que guarden, durante todo el día, un absoluto silencio.

 

El Domingo de Resurrección se asiste a misa, y los comerciantes que nuevamente venden carne obsequian a sus clientes bastones, banderitas, palomitas de zompantle y muchas curiosidades. Por la tarde, se lleva a cabo la Procesión de la Resurrección del Señor, la última de este tiempo cuaresmal.

© 2019 by MUSEO VIRTUAL DE TAXCO DE ALARCÓN

logo klip 2019.png